viernes, 31 de diciembre de 2010

2010

"Lo mejor que uno puede desear para el año nuevo son felices sobresaltos, maravillosas alarmas, sueños imposibles, deseos inconfesables, venenos no del todo mortales y cualquier embrollo imaginario en noches suaves, de forma que la costumbre no te someta a una vida anodina. Que te pasen cosas distintas, como cuando uno era niño."
El 2010 se va y con él una década entera, la primera del milenio! Como pasa el tiempo... parece que fue ayer cuando todos temiamos al efecto 2000; ese caos mundial que nunca llegó (o al menos no como se esperaba), que si se produjera hoy, la simple idea de no poder twittearlo o publicarlo en Facebook provocaría suicidios masivos, estoy segura.

El año que despide toda una década ha sido un año de sobresaltos, crisis y cambios. Un año de despedidas, de añoranzas, de vacíos que marcan... pero también un año de nuevos descubrimientos, nuevos proyectos y amistades consolidadas. Un año que tiene rincón, ojos verdes, huele a Italia y sabe a gummy de fresa; un año que demuestra que soy una chica con suerte... Un año de cortos, de ilusiones, de superación, coherencia y valentía. Un año de crisis. Un año díficil. BrainOverdose, Si me quieres, Agonía... Un año de retos que hoy termina con sonrisas y también con más energía; el 2011 merece que no bajemos la guardia y tengamos presente que no existe otro remedio conocido para que el tiempo discurra muy despacio sin resbalar sobre la memoria que vivir a cualquier edad pasiones nuevas, experiencias excitantes, cambios imprevistos en la rutina diaria...

Feliz año!

miércoles, 29 de diciembre de 2010

"A Usted le preferimos atontado"

Hace unas semanas escribí un post relacionado con nuestra televisión y mi indignación ante ella; anoche ésta se vengaba y me daba la razón... CNN+ deja de existir y da paso al canal GH24 horas. Simplemente, enmudezco y me sirvo de las palabras de otro...

"¿Es usted inteligente? ¿Tiene el más mínimo sentido común, capacidad crítica o discernimiento? Mal, amigo mío, muy mal. Es usted una rara avis, un apestado, alguien que estorba a los mecanismos del poder y la suave dialéctica del progreso. Le preferimos atontado, observando la pantalla con una de nuestras cenas precocinadas sobre las rodillas.

No nos gustan los listillos. Llevamos más de un siglo medrando despacio, en la sombra, readaptándonos con cada cambio social, extendiendo nuestros tentáculos para acabar con los que son como usted. Fabricamos la idea de la democracia moderna para ocultar el auténtico dominio que nosotros, las grandes empresas, tenemos sobre usted. Les hacemos pasar cada cuatro años por las urnas para alimentar esa fantasía. Creamos y deshacemos los ciclos económicos. En las épocas de prosperidad crecemos saludablemente, y en las de crisis nos inflamos como sanguijuelas a punto de estallar.

Sí, competimos a muerte entre nosotros pero somos ferozmente corporativistas cuando alguien amenaza los mecanismos de nuestro poder. Ministros y gobiernos no son más que asalariados temporeros, instrumentos con los que ejecutar nuestros intereses inmediatos. Les hacemos invadir países para quedarnos con sus recursos o crear leyes opresivas que aseguren nuestros privilegios. Aún se nos escapan algunos reductos de poder. Internet, por ejemplo, es un lugar donde las hormiguitas se juntan para roer nuestros cimientos, pero están muy lejos aún de causarnos auténtico daño. Mientras, nosotros seguimos la batalla por su atontamiento. Ayer apagamos un molesto canal de noticias y lo sustituimos por un confortable Gran Hermano 24 horas . A veces nos gusta subrayar la ironía con metáforas orwellianas, pero claro, al mismo tiempo esperamos que no tenga capacidad de comprenderlas. Y ahora relájese y vuelva a encender la tele, por favor."

Y aquí, los últimos minutos de emisión de CNN+

jueves, 23 de diciembre de 2010

Nunca he tenido el corazón tan rojo

Todos los caminos me llevaron a ti. Fuimos la casualidad que estábamos esperando.



Me encanta esta película.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

"Puede que estas imágenes dañen la sensibilidad de algunos"

¿Donde quedó esa frase?

Contemplo horrorizada cada día la falta de escrúpulos a la que los directores de las principales cadenas de televisión de nuestro país nos someten cada día en las Noticias. Cuerpos mutilados, suicidos a lo bonzo, palizas, tiroteos. El formato no importa, da igual que sea una foto o un video grabado con el móvil, lo importante es el morbo, la sangre, la violencia, los gritos y la desesperación de los que, sin quererlo, se convierten en fatídicos protagonistas de la prensa cada vez más amarilla que inunda nuestra televisión.

Los programas de entretenimiento se basan en discusiones, enemistades, gritos, injurias, peleas e insultos; nos interesa qué le dijo a quién que le hizo enfadar tanto. Alabamos la incultura, la zafiedad y la mala educación día tras día, y lo que es peor aún, coronamos a quienes exhiben con orgullo su actitud ignorante, aquellos que no saben nada, no quieren saber nada y se jactan de ello, como si de repente ser mal hablado, inculto e ignorante fuera motivo de orgullo o sinónimo de "auténtico". Da miedo en un país en el que existe un 30% de fracaso escolar (un 30%!!!!)

A penas veo la televisión, las series que me gustan las veo en internet y cuando tengo un hueco me intereso por ver las Noticias. A partir de ahora, ni eso. Tengo claro que cuando tenga hijos la televisión estará apagada a las horas de comer y cenar, que ver las noticias será "cosa de mayores" y que cuando quiera saber qué pasa en el mundo, lo leeré.

Ojalá no seamos la televisión que vemos.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Cien años de soledad

...fué tan apremiante la pasión restaurada, que en más de una ocasión, cuando se disponían a comer, se miraron sin decir nada, taparon los platos y fueron a morirse de hambre y de amor al dormitorio...