miércoles, 21 de enero de 2009

Ad Astra Per Aspera

Ayer, 20 de enero de 2009, Barack Obama juró su cargo como presidente de los Estados Unidos. Es el primer presidente afroamericano que llega a la Casa Blanca, después de haber ganado a su contrincante y compañera de partido Hilary Clinton para presentarse como candidato del Partido Demócrata. Un hecho histórico sin precedentes en un país marcado por la esclavitud y el racismo. Sí, el mundo está cambiando. Obama no solo representa ese cambio, también la esperanza y la lucha constante de muchas generaciones pasadas. Sí, el mundo está cambiando, es cierto, y yo estoy aquí para verlo. Me siento afortunada y optimista, igual que millones de personas en todo el mundo ante este acontecimiento. Aún con el cosquilleo provocado por las imágenes de los cientos de miles de personas que ayer se reunieron para ser testigos en directo de dicho acto, soy consciente también de que hablamos de un hombre, no de un superhéroe. Cometerá errores, tomará decisiones que gusten a unos y disgusten a otros tantos. Fallará como falla todo ser humano y puede, incluso, que se convierta en un nefasto presidente. Sin embargo, su candidatura, su elección, su triunfo y su mera presencia en la Casa Blanca como presidente de los EE.UU (y el poder mundial que ejercerá como tal) suponen ya una victoria, un pulso ganado contra el racismo y la intolerancia, una puerta que se abre al cambio porque ya se han abierto mentes. No se me ocurre un momento mejor que este para crear mi nuevo blog.

"Ad astra per aspera" , o lo que es lo mismo "A las estrellas a pesar de las dificultades" en latín. Esta frase, que no solo da título al blog, también forma parte de mi filosofía de vida, la llevo tatuada en la piel, en mi muñeca izquierda. Asi me resulta imposible olvidar que la vida es una lucha constante, un regalo que hay que cuidar y sobre todo apreciar, pues solo hay una y es esta. Este es mi pequeño rincón, mi charquito de estrellas... Aquí escribiré, espero con frecuencia, los pasitos de ese camino. Habrá días buenos y otros no tanto, pero invito a todo aquel que quiera a acompañarme, tanto si me conoce como si no, tanto si quiere participar como si prefiere mantenerse al margen...

Sí, el mundo está cambiando...

Bienvenidos a mi blog