miércoles, 11 de febrero de 2009

Los Nadies

Tres semanas después de la dura, cruel y devastadora ofensiva militar israelí, los habitantes de la Franja de Gaza viven con absoluto desinterés las elecciones en el Estado Judío. Es la viva imagen de un pueblo marcado por el horror y el sinsentido de una guerra que parece no tener fin. Y yo no puedo evitar acordarme de mi Libro de los abrazos donde Eduardo Galeano alza la voz de los sinvoz, la voz de los nadies...

Los nadies
Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan
los nadies con salir de pobres, que algún mágico día
llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros
la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni
hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo
la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y
aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el
pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la
liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos.
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la
crónica roja de la prensa local.
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los
mata.

lunes, 9 de febrero de 2009

Cuando uno se queda sin palabras...

Siempre que intento escribir algo sobre ti se me amontonan las palabras de ánimo, cariño y admiración que luchan por salir todas juntas, y al final, por querer decirtelo todo, me colpaso, me emociono, y no te digo nada. Pero siempre te leo, y te sigo, y te admiro, te acompaño, y sobre todo te quiero.

Me quedo con tu video, con tus payasadas y las de Ana, con ese baile del pollo que me ha hecho sonreir toda la tarde.

Gracias:)

domingo, 1 de febrero de 2009

Actividades originales para chicas lesbianas y bisexuales

Ese es uno de los títulos que llevan los tropecientos carteles que han empapelado mi facultad en los últimos días, junto con el siguiente "Clases de percusión (o batucada, no recuerdo bien) para chicas lesbianas y bisexuales". Yo se que en ocasiones soy quisquillosa... Soy consciente de que a veces hago una montaña de un grano de arena, que soy una cabezota y que a menudo, y como decía mi profesora en el colegio, ejerzo de abogada del diablo, sin embargo, esto me parece una tomadura de pelo y una falta no solo de respeto, sino también de conciencia. ¿Qué por qué tanto revuelo? Pues porque si yo leyese en cualquier parte que se ofrecen actividades, las que sean, para chicas heterosexuales, pondría el grito en el cielo. Yo y todo aquel que entienda el significado de la palabra DISCRIMINACIÓN. Aunque algunas lo entiendan de otra manera, se equivocan, o por lo menos lo hacen a la hora de expresarse. ¿Cómo es posible ofrecer clases de percusión o actividades originales (¡o lo que sea!) a personas poniendo como condición la orientación sexual de éstas? Por favor, ¿es que no hemos aprendido nada? ¿Cómo un colectivo tan castigado históricamente (y aún en la actualidad) por la intolerancia y la discriminación es capaz de pecar de intolerante y discriminador? ¿Por qué esta falta de conciencia y sensatez?
No podemos luchar por nuestro derecho a la igualdad y luego desacreditar nuestra lucha de esta manera, porque esto, señor@s, tiene un nombre, se llama HIPOCRESÍA y es algo que me indigna y me saca de mis casillas. Y como hasta ahora soy incapaz de subirme por las paredes sin dejar constancia de mi malestar, les he escrito un mail preguntando la intención de estas actividades, quién o quienes están detrás de ellas, etc, y sí, dejando claro mi malestar.