lunes, 6 de febrero de 2012

What if

¿A veces no tenéis la sensación de que todo está en manos del azar? Como si realmente no fuéramos dueños de nuestro destino, como si algo o alguien hubiera escrito el libro de nuestra vida con un final cerrado e imposible de cambiar y los acontecimientos se sucedieran uno tras otro, escapando a nuestro control envueltos en la casualidad. Cuando siento el descontrol, necesito pararme, pensar y echar la vista atrás... ¿Y si me hubieran criado de otra forma? ¿Y si no hubiera tenido un hermano? ¿Y si no hubiera cambiado en el último momento mi matrícula para la Universidad? ¿Y si nunca hubiera cogido ese avión? ¿Y si nunca hubiera hecho y dicho aquello que tanto estropeó? ¿Y si hubiese sido diferente? ¿Qué habría pasado si en vez de elegir aquello, hubiera hecho lo contrario? Hoy no estaría aquí. Hoy no sería yo, no de esta manera. Sería otra, una Ester tal vez mejor, quizás me hubiese equivocado menos, acertado más. Pero no sería YO, sería otra diferente, una Ester que nunca conoceré; ni yo, ni vosotros. Todo lo que soy hoy es consecuencia, es el resultado de lo que un día creí mejor, pero también de lo que me vino impuesto pues a pesar de todo sí creo en el azar, aunque en pequeñas dosis, no como motor dominante. Pienso que hay pocas cosas que no elegimos en la vida; donde nacemos, en qué familia... Todo lo demás es un abanico infinito de posibilidades, de decisiones, de caminos, y aunque a veces el Universo conspire, éste nunca es el dueño de nuestro destino.
A veces, cuando me pierdo, me busco en este blog, en este pedacito de mi mundo que me ve avanzar, tropezarme, caerme y seguir adelante; en este lugar en el que un día escribí quien soy...


martes 2 de febrero de 2010

SOY

A veces me miro al espejo y no me reconozco, y no puedo evitar preguntarme qu ien soy ¿Soy esa imagen reflejada o aquella que tienen los demás de mi? Y me miro y pienso que soy mis brazos, mis piernas, mi boca y mis labios, pero tambien soy mi piel, mis besos y abrazos. Lo que digo y lo que callo. Soy mis pensamientos y aficiones, mis aspiraciones y logros. Soy también mis fracasos y errores, la meta que quise lograr y nunca pude cruzar. Soy la que refleja el espejo y aquella que no está porque soy yo por dentro. Soy también mis secretos y mentiras. Soy yo pero no estoy sola, soy también un pedacito de otros, de quienes vinieron para quedarse y aquellos que decidieron partir. Soy mi familia, soy mis amigos... Soy lo que un día dije y no pensaba; soy el daño que hice, y también sonrisas y caricias, y miedos y lágrimas. Soy yo incluso cuando no quiero serlo y lo único que pretendo es salir de mi cuerpo para ser otra distinta. Soy la música que escucho, la ropa que llevo y lo que hay escrito en mi piel. Soy mis incoherencias y contradicciones. A veces incluso, soy quien no debería ser...
Soy mis preguntas sin respuesta.