jueves, 23 de julio de 2009

Rescatando canciones y estrellas



Where do you go when you`re lonely?
Where do you go when you`re blue?
Where do you go when you`re lonely?
I`ll follow you
When the stars go blue

martes, 21 de julio de 2009

Algunas cosas que hacen que la vida valga la pena (III)

Granada
Los viajes improvisados de fin de semana
Los amigos
Las cañas+tapón a 1,50
Conocer a los amigos de tus amigos y pasarlo genial
Bailar sin parar
La Alhambra
El helado de aceite de oliva
Compartir té y fumar en cachimba
Sentirse arropada
Saber que se es afortunad@...

martes, 14 de julio de 2009

Héroes

En cada sacrificio, en cada mirado al precipicio, en la guerra por sobrevivir, los héroes resisten. Y no son héroes embutidos en mallas y llegados de otros planetas... No hablo de héroes accidentales, ni de mutaciones genéticas. Tampoco de trajes especiales. Hablo de aquellos que nunca se dan por vencidos, esos que secan sus lágrimas y a pesar de la fatiga siguen su camino. Héroes del día a día, vecinos de lo cotidiano. No han ganado ningún premio, no tienen superpoderes, no firman autógrafos pero para mi son héroes. Superhombres y supermujeres de a pie que no necesitan volar para llegar más lejos. Héroínas como mi madre o mi tia Ana, fuertes y luchadoras, héroes como mi hermano, trabajador y constante, o como mis abuelos, siempre tan grandes. Héroes ante las adversidades de lo real; la vida misma, nada de ficciones.

No llenan estadios ni salen por la tele, pero yo se que están ahí, que cuidan de nosotros y se esfuerzan por hacer de este un lugar mejor.
Para ellos, mi particular homenaje...



...si el mundo está roto, tu carcajada me pone en pie...

miércoles, 8 de julio de 2009

A la escuela sin armarios

Tras estos días de vacaciones he vuelto con las pilas cargadas, y aunque en la última semana hemos sido testigos de varios circos mediáticos, en este blog no hay hueco para hablar de fichajes multimillonarios o funerales televisados. El tema que hoy nos ocupa habla de derechos e igualdades, de luchas y reivindicaciones, y aunque esta entrada debería haberla escrito el 28 de junio, nunca es tarde para sentirse orgullosa y manifestar, un día más, el largo camino que nos queda aún por andar.

Un año más se ha celebrado el Día del Orgullo LGBT, un día que, pese a lo que muchos puedan pensar, va más allá de carrozas y plataformas, ya que conmemora los disturbios de Stonewall (Nueva York, 1969), una serie de violentos enfrentamientos entre la policía y los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales que acudían al pub Stonewall Inn, quienes lucharon contra un sistema que perseguía a los homosexuales con el beneplácito del gobierno. Estos disturbios son reconocidos como el catalizador del movimiento moderno por los derechos LGBT en EE.UU y el resto del mundo, aunque esta parte de nuestra historia parezca perderse cada año entre carroza y carroza... Cada año las jornadas se centran en un tema, y "A la escuela sin armarios" ha sido el eslogan de éste, que aboga por la diversidad afectivo-sexual en la educación, en la que se centró la manifestación. Porque sí, señor@s, el Día del Orgullo LGBT no es una cabalgata, no es un carnaval ni tampoco una frivolidad (por mucho que se empeñen algunos medios en etiquetar y mostrarlo de esta manera) es un día concreto y señalado en el calendario que conmemora el principio de una lucha por la igualdad aún vigente en la actualidad, que no debe manifestarse como algo excepcional sino que debe consolidarse durante el resto del año, día tras día...

Me río yo de aquellos que piensan que seguir manifestándose ya no es necesario...